Skip links

6 pasos para poner en marcha un plan Social Media

“Gestionar las redes sociales es una tarea fácil”, “no es más que hacer publicaciones”, “cualquiera es capaz de llevarlas”… Son afirmaciones que escuchamos a menudo al hablar de redes sociales. Y lo cierto es que no estarán equivocados si una marca o empresa no tiene ninguna estrategia.

Pero, ¿qué sucede si una marca quiere dar a conocer sus valores y sus proyectos a través de las redes sociales? ¿Si quiere captar clientes o construir una comunidad? En ese caso, será imprescindible una estrategia, es decir, un plan Social Media.

¿Y cómo empezar a hacer un plan de redes sociales? ¿Cómo crear una estrategia? Si crees que a tu marca le ha llegado la hora de estar en redes sociales, o si te has dado cuenta de que no has gestionado los perfiles de tus redes de la manera adecuada hasta ahora, tienes que desarrollar una estrategia. ¿Que no sabes por donde empezar? Pues en este post te damos las claves para crear un plan Social Media:

1. Analiza tu empresa, el mercado y el sector

Para empezar, tendrás que analizar en qué situación se encuentra tu empresa y el sector donde te mueves. Por un lado, es imprescindible saber en qué momento se encuentra tu empresa contestando a preguntas como ¿está en un momento de crisis?, ¿está teniendo dificultades últimamente? O, al contrario, ¿está teniendo un aumento de clientes en los últimos meses?

Por otra parte, también tendremos que saber en qué situación se encuentra nuestro sector, para así poder identificar las oportunidades o dificultades que podamos tener en las redes. 

2. Concretar el público objetivo

Para poder crear una estrategia de redes sociales hay que tener muy claro a qué público se dirigirán nuestros mensajes y publicaciones, y es que, obviamente, no es lo mismo hablar con una persona joven de entre 18 y 30 años que con una mujer de más de 50 años.

3. Identifica tu competencia y analiza sus redes sociales

Otro de los pasos más importantes para poder crear una estrategia es identificar los competidores directos. Una vez lo tengamos claro, es conveniente hacer un análisis de sus redes sociales. Este punto nos dará muchas pistas, y de esta manera podremos decidir en qué redes sociales debemos estar de manera casi obligatoria y cuáles no son tan imprescindibles.

4. Establecer las palabras clave

Este punto también tiene una gran importancia, puesto que conviene hacer un profundo análisis de palabras clave o keywords para poder posicionarlos con los términos que realmente nos interesen. Así, crearemos una lista compuesta por palabras del sector, y productos y servicios que ofrezcamos y, posteriormente, utilizaremos herramientas como Google Trends o Google Keyword Planner, entre otros, para ver que palabras o términos se utilizan a la hora de hacer búsquedas en la red. De esta manera, podremos ver de manera clara cuáles serán las palabras clave que utilizaremos en nuestra página web, en las campañas de publicidad online o en las redes sociales.

5. Análisis de la reputación online

Realizar un análisis de reputación online también es clave antes de poner en marcha una estrategia. Y es que la información que tenemos en Internet es ilimitada y no será de extrañar que hayan hablado de nuestra empresa o de nuestros servicios en algún blog, red social o medio de comunicación. Además, si tenemos página web y redes sociales, habremos dejado alguna huella en la red, por muy pequeña que sea.

Por lo tanto, partiendo de las palabras clave definidas en el punto anterior, realizaremos búsquedas en todos los apartados de Google (vídeos, imágenes, noticias, mapas…) y podremos ver qué tipo de información hay sobre nuestra empresa, gracias a lo cual también podremos tomar una serie de decisiones.

6. Definir la estrategia

Una vez realizado ese análisis, tendremos una gran cantidad de información para poder establecer cuáles son los objetivos, que pueden ser de lo más amplios; como por ejemplo, mejorar la imagen de marca, conseguir nuevos clientes, mejorar la reputación online o crear una comunidad con nuestros clientes y seguidores.

Así, cuando veamos de manera clara cuáles son nuestros objetivos, llegará la hora de definir la estrategia que pondremos en marcha, y tendremos que decidir en qué redes sociales estaremos presentes, qué tipo de contenido subiremos y con qué frecuencia publicaremos en cada una de las redes.

Como ves, no es un trabajo fácil y deberás dedicarle muchas horas de trabajo a realizar este profundo análisis, pero una vez hayas finalizado, ¡estarás list@ para poner en marcha una buena estrategia!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies