Skip links

Euskaraldia: Entrevista a Arrate Illaro

Arrate Illaro, coordinadora de Euskaraldia: “Un trabajo de comunicación, una planificación y una estrategia es imprescindible para que la mayor parte de gente posible sepa lo que es Euskaraldia”

 

  • Acabamos de entrar en los 11 días de Euskaraldia, ¿cuál es la sensación actual?

Diría que estamos con mucha ilusión, pero también midiendo lo que va a venir después. En estos últimos meses han sido muchos los que se han activado en las comisiones de los pueblos y lo valoramos de manera muy positiva. Es cierto que Euskaraldia ha tenido una acogida muy buena desde el principio, y que fueron muchos euskaltzales los que se acercaron a las presentaciones realizadas. En general, la ciudadanía ha recibido la iniciativa con ilusión y, en ese sentido, nos alegra que Euskaraldia se pueda realizar en 400 municipios, porque se ve que hay ganas de hacer algo en Euskal Herria a favor del euskara.

Muchos se han unido a Euskaraldia en los últimos meses como ahobizi o belarriprest, tanto en las redes sociales, como en los pueblos o en las noticias, pero queremos tomárnoslo con cautela, porque creemos que ahora es el momento de activar el ejercicio, y es que ya ha finalizado el momento de inscribirse, y ahora llega el momento de poner en marcha el ejercicio y activarnos como ahobizi y belarriprest.

Hemos dicho desde el inicio que esto no es una campaña, sino un ejercicio, y la ciudadanía se ha inscrito para realizar ese ejercicio, por lo tanto, lo que va a suceder ahora es un paso muy significativo. Por otro lado, sabemos que todo lo masivo tiene sus partes buenas pero también sus dificultades, y sabemos que hay un largo camino después de estos 11 días. Esto no es una iniciativa definitiva para revivir o para normalizar el euskera, es una iniciativa más, y tenemos que seguir trabajando. Pero, en general, estamos con ilusión porque hemos visto que se han activado muchos euskaltzales y porque creemos que podemos seguir dando pasos.

 

  • ¿Por qué es innovadora la propuesta de Euskaraldia?

Creemos que Euskaraldia es algo nuevo y lo percibimos así por varios factores.

Por un lado, es cierto que hasta ahora se ha hecho mucho por el euskera, pero hasta ahora no ha habido una dinámica o un ejercicio como este. Euskaraldia no parte de cero, es una consecuencia directa de dinámicas que han nacido en Agurain, Egia, Lasarte o Arrigorriaga, pero esas iniciativas también son bastante nuevas, y Euskaraldia se ha alimentado de ellas. Con este ejercicio pasamos de estar a favor del euskara a dar pasos prácticos, y animamos a la ciudadanía a cambiar sus hábitos realizando un ejercicio y, además, de manera colectiva en toda Euskal Herria, algo que también es nuevo.

Por otro lado, la manera de realizar el ejercicio también es nueva, porque estamos organizándolo en una red muy amplia de colaboración, tanto en Euskal Herria en la coordinación general como en las comisiones de los pueblos. Hay una colaboración entre todos estos agentes sociales, representantes de instituciones públicas o personas individuales, y precisamente por esa colaboración entre todas esas partes creemos que las condiciones que se dan también son nuevas.

Así, citaría como tercer factor las condiciones que se dan en Euskaraldia. ¿Por qué? Porque se va a realizar en todos los territorios de Euskal Herria, concretamente en 400 municipios, y esto ha sido posible por la colaboración que comentaba anteriormente, porque los euskaltzales de todos estos pueblos han decidido adherirse a Euskaraldia. Por primera vez, los representantes de los tres territorios están unidos en Euskaraldia junto con diversos agentes sociales. Eso también es algo nuevo y es lo que nos facilita tener las condiciones para llegar a un mayor número de ciudadanos y tener más recursos, llegando, además, a lugares que llegan las instituciones públicas y los agentes sociales.

 

  • ¿Qué importancia tiene la comunicación en una iniciativa como esta?

La importancia es total por todo lo que comentaba antes. Es una iniciativa innovadora, por lo tanto, como es algo desconocido hay que contar a la sociedad qué es lo que vamos a hacer. Además, no tenemos demasiado material, aparte de lo que se hizo en Lasarte o en Agurain, por lo que tenemos que conseguir que el máximo número de ciudadanos sepan lo que es Euskaraldia a través de un trabajo de comunicación, de una planificación y una estrategia; que sepan que se puede participar en ella, cómo se puede hacer, qué es exactamente participar, en qué consiste el ejercicio, qué situaciones se pueden prever, qué dificultades pueden tener…Hay que contar todo eso y para ello hay una planificación porque, como decía, es una iniciativa nueva.

Se me ocurren dos cosas necesarias: la propia comunicación y la preparación; es decir, preparar a la ciudadanía, darles consejos, ofrecer talleres para dar herramientas a la gente para esos 11 días, para que puedan superar todas las incomodidades de la manera más cómoda posible. Y, por supuesto, para preparar a la ciudadanía también es imprescindible la comunicación, no sólo para contarles lo que es, sino para transmitirles esos consejos.

Además, en una colaboración así hay una comunicación externa, pero también tenemos mucho trabajo interno que realizar. Hay cientos de personas, o miles si tenemos en cuenta todas las comisiones, y para contar todo lo que sucede en las coordinaciones generales, en los pueblos, en los territorios o en los diferentes ámbitos también hace falta una red de comunicación muy potente. Hemos trabajado mucho en ese sentido, siendo conscientes de que no conseguiremos todos los objetivos en lo que a comunicación se refiere, porque es muy difícil contar a toda la sociedad en qué consiste cada figura.

En ese sentido, este año hemos visto que ser ahobizi y belarriprest se relaciona con los conocimientos del euskara, pero no hay que asociarlos con los conocimientos. Se plantean dos modos de unirse al ejercicio, y preveíamos que muchos no entenderían el significado de cada una de las figuras. Por lo tanto, somos conscientes de que estos 11 días nos ayudarán a enseñar el significado de cada rol y que tenemos que seguir trabajando de cara al futuro.

 

  • Podríamos decir que Euskaraldia es en cierta medida un seguimiento de “Euskarak 365 egun”. ¿Qué subrayarías del camino realizado entre Sorland y Topagunea durante este tiempo?

Sorland es una empresa de comunicación muy ligada a la cultura vasca, y para nosotros es muy importante trabajar con una agencia de comunicación que tiene la visión de trabajar a favor del euskara, porque así es posible trabajar y plantear un camino con unas pautas en común.

“Euskarak 365” nació en Durango, mediante Sorland, Berbaro y Topagunea y ampliando la red con asociaciones euskaltzales, y el objetivo de esa iniciativa fue poner en marcha algo en torno a Euskararen Eguna, hacer visible las ganas de vivir en euskara y, sin ninguna duda, Euskaraldia ha sido en cierta medida un seguimiento de ello.

Sorland ha estado en todo ese camino con nosotros, y diseñó junto con Topagunea la imagen gráfica y la estrategia de comunicación. Desde que Sorland realizó ese trabajo hemos seguido caminando juntos definiendo el proyecto. Por ejemplo, hace un par de meses hicimos con Sorland una especie de argumentario para explicar a los que no hablan euskara en qué consiste Euskaraldia.

¿Y qué es lo que destacaría? Que es una agencia con una visión total a favor del euskara y que teniendo en cuenta todo ello, es totalmente razonable que hayamos trabajado juntos en todo este proceso.

 

* Fotografía: KARKARA.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies