Skip to main content

Desarrollo estrategia de marca; siendo el diseño, la ilustración y la comunicación mis disciplinas diarias.

 Alex Faickney Osborn, un publicista estadounidense, desarrolló el Brainstorming en los años 40 como una forma de mejorar la generación de ideas en grupos. Desde entonces ha evolucionado y se han desarrollado distintas técnicas para hacer de este proceso algo más efectivo y productivo.

¿Qué es el Brainstorming?

El brainstorming, o lluvia de ideas, es una técnica de creatividad que promueve la generación de ideas sin juicios críticos durante la fase de ideación.

Útil en diversos campos, desde la publicidad hasta la planificación de productos, es fundamental para impulsar la creatividad y la innovación, mejorando el trabajo en equipo y fomentando la originalidad. Por ejemplo, en el campo de la publicidad, se utiliza para generar campañas creativas, mientras que en el desarrollo de productos, puede ayudar a identificar características innovadoras o problemas a solucionar.

Su estructura en fases y la variedad de técnicas disponibles lo hacen adaptable y útil para encontrar soluciones creativas y oportunidades de negocio.

¿Cómo hacer un Brainstorming paso a paso?

01

Escoger a los participantes: El brainstorming es especialmente efectivo cuando se realiza en equipo. La colaboración y la diversidad de perspectivas pueden llevar a ideas más ricas y variadas. Para maximizar el potencial del equipo, es importante incluir personas con diferentes habilidades y experiencias que puedan enriquecer la sesión.

02

Define el problema o tema: Antes de iniciar la sesión, es esencial que todos los participantes entiendan cuál es el objetivo. Es imprescindible que hayamos podido definir adecuadamente el problema y seamos capaces de explicárselo claramente a los participantes. Si no, será imposible que las ideas estén bien encaminadas.

03

Escoge un moderador: Esta persona guiará la sesión, mantendrá el enfoque y asegurará que se sigan las reglas. También se hará responsable de dirigir la sesión de para que sea efectiva y cumpla el objetivo. Establece un tiempo límite

04

Establece un tiempo límite: Esto ayuda a mantener la energía del grupo y a generar ideas de manera más eficiente.

05

Genera ideas libremente y evita críticas: El objetivo debe ser producir ideas libremente, todas las ideas son bienvenidas y ninguna debe ser juzgada de antemano, no hay que juzgar su calidad o su valor. La libertad de pensamiento es fundamental.

06

Registra todas las ideas: Durante la sesión, es interesante que una persona de dedique a anotar todas las ideas que surjan sin juzgarlas. Pede que a partir de esas ideas más tarde surjan otras nuevas, combinar ideas para conseguir otras mejores, menudo, es así como se consigue encontrar la solución definitiva a un problema.

07

Evalúa y selecciona las mejores: Después de la sesión de brainstorming, sin dejar pasar más tiempo de lo necesario, evalúa y refina directamente las ideas seleccionadas. Asegúrate de que las ideas seleccionadas sean viables y adecuadas para alcanzar tus objetivos de marketing.

Aquí tienes un video sobre técnicas de brainstorming que puede ofrecerte una perspectiva visual y práctica sobre cómo llevar a cabo una sesión efectiva

Superando los bloqueos creativos con métodos innovadores

A veces, los métodos tradicionales de brainstorming pueden no ser suficientes para superar los bloqueos creativos. Existen técnicas avanzadas de brainstorming que pueden ayudar a potenciar la creatividad y la generación de soluciones innovadoras y aquí te mostramos algunas de ellas:

  • Brainwriting: Mientras que el brainstorming es una técnica de generación de ideas en grupo, brainwriting es una variante donde los participantes escriben sus ideas de forma individual antes de compartirlas, lo que puede ayudar a aquellos más introvertidos a participar activamente.
  • Mapas mentales: Utilizar técnicas visuales herramientas como mapas mentales o dibujos pueden ayudar a generar conexiones, visualizar las ideas, organizarlas y explorar distintas direcciones creativas.
  • Rolestorming: Adoptar diferentes roles, interpretar diferentes papeles o personalidades durante una sesión para explorar nuevas perspectivas.
  • Método 6-3-5: En este método, seis participantes escriben tres ideas cada cinco minutos, lo que facilita la generación de un gran número de ideas en poco tiempo.
  • Análisis de brechas: Identificar la diferencia entre la situación actual y el objetivo deseado puede ayudar a generar ideas específicas para cerrar esa brecha.
  • Reverse Brainstorming: En lugar de buscar soluciones, en este caso se buscan formas de empeorar la situación o causar el problema, lo que puede llevar a ideas contraintuitivas y creativas.
  • Starbursting: Formular preguntas sobre las seis cuestiones básicas: quién, qué, cuándo, dónde, por qué y cómo para explorar distintos aspectos de una idea o problema.

En resumen…

El brainstorming sigue siendo una de las herramientas más efectivas para generar ideas y soluciones innovadoras. Con la implementación de técnicas avanzadas y la adaptación al contexto, equipos de todo tipo pueden superar bloqueos creativos y trabajar juntos hacia objetivos comunes.

¡Abre tu mente a nuevas metodologías, transforma tu enfoque creativo y lleva tus proyectos al siguiente nivel!

Desarrollo estrategia de marca; siendo el diseño, la ilustración y la comunicación mis disciplinas diarias.